proteger-relacion-clientes

Vivimos un día a día frenético, de prisas, de actuar a menudo sin pensar y de solucionar problemas a golpe de clic, buscando soluciones a prácticamente cualquier problema en la barra ‘mágica’ de Google. Esto no es algo que ocurra sólo en el ámbito personal o familiar, sino que también es frecuente en la empresa. ¿Cómo adaptarse al RGPD? ¿Cómo cumplir con la protección de daros? ¿Cómo hacer un contrato? ¿Cómo puede disolverse una sociedad cuando los socios ya no están en sintonía? Éstas y otras cuestiones se buscan con asiduidad en Google, ¿pero serán las respuestas que encontremos fiables?

Pues serán tan fiables… como las soluciones que encontremos en una conversación con otros empresarios o colegas de profesión. Es decir, servirán en la medida en que la situación a la que nos enfrentemos sea parecida (o más bien igual) a esa situación que nos están contando.

Y es que, como en todo, siempre hay letra pequeña. Cada situación, cada caso es particular. Por muchas semejanzas que parezca que haya con otro caso.

No asesorarse bien es, en general, el mayor riesgo.

Porque el asesoramiento nos ayuda a hacer las cosas bien y hacer las cosas bien nos evita problemas. Problemas que pueden desembocar en sanciones, en pérdida de reputación o incluso la condena penal para la empresa. Te damos algunos ejemplos.

6 áreas de tu empresa en la que necesitas un equipo de abogados (aunque quizás tú no lo sepas)

  1. La relación los clientes. Contratos de servicio, plazos y condiciones de entrega, protección de los datos de los clientes, facturación correcta… Son muchos los puntos a tener en cuenta para proteger la relación con uno de los principales activos de la empresa.
  2. La relación con las personas empleadas y proveedores. Las cláusulas de los contratos, permisos de paternidad y maternidad, contratos a extranjeros, expatriados, acuerdos de colaboración con freelances, despidos, sanciones, accidentes de trabajo…. Cuestiones muy sensibles en las que la empresa tiene mucho que perder… o ganar.
  3. La relación entre los socios/as. Muchas empresas cierran por problemas entre sus socios. Problemas que podrían haberse previsto o, en última instancia, arbitrado. Pactos de socios, protocolos familiares para las empresas familiares, cómo organizar la sucesión en una empresa familiar etc. son temas en los que nadie nos aconsejará mejor que nuestro equipo de abogados de confianza.
  4. La relación con Administración. ¿Y si llega una carta de un Organismo oficial avisando de una próxima inspección o reclamando determinada documentación? ¿Una deuda con la Seguridad Social por un error? El primer objetivo debe ser contar con asesoramiento experto para no llegar a situaciones comprometidas y optimizar la actividad desde el punto de vista financiero, fiscal y tributario. Pero si estas dificultades llegan, la empresa saldrá mejor parada si cuenta con un equipo de asesores y abogados expertos que ya la conozcan bien.
  5. Los seguros. Casi todos conocemos el seguro de RC, pero existen muchas más soluciones para proteger la actividad de la empresa e incluso de sus directivos. Sólo aquellas personas con una visión de gerencia de riesgos y un amplio conocimiento de los mejores seguros del mercado nos podrán aconsejar bien. ¿Quizás es hora de contratar un seguro de ciber riesgos? ¿Tal vez necesitaríamos un seguro de D&O? ¿Cómo podemos proteger esa importante entrega de producto?
  6. La seguridad de la información y la privacidad. Sin duda, es el tema de moda hoy en día. Pero no es una moda pasajera, en absoluto. Ha llegado para quedarse y podemos esperar que las exigencias sean cada vez mayores. Por eso, hay que apostar por un enfoque 360º de la seguridad de la información, que asegure el cumplimiento normativo y nos proteja al máximo.

En Vadillo Asesores contamos con un amplio equipo de profesionales especializados en diferentes cuestiones alrededor de la pyme. Tenemos una visión multidisciplinar y de gestión de riesgos para ayudar a las empresas a optimizar diferentes áreas de su actividad y a evitar riesgos, siempre desde el cumplimiento normativo. Contacta con nosotros si tienes cualquier duda o problema y vemos cómo podemos ayudar a tu empresa.

Comparte este artículo:

Abrir chat