Es una gran desconocida, pese a que la Ley 25/2015 de Segunda Oportunidad ofrece un abanico de posibilidades a quienes están en serias dificultades financieras. Pensada específicamente para autónomos y personas particulares, la Ley de Segunda Oportunidad puede marcar una verdadera diferencia cuando un particular o autónomo se enfrenta a una deuda (hipoteca, créditos etc,).

Pero, ¿y si te decimos que existe una solución legal que puede hacer que la obligación de pagar una deuda desaparezca? Se llama Ley de Segunda Oportunidad

No se trata de magia: en realidad, la Ley de Segunda Oportunidad establece los mecanismos del llamado Procedimiento de Segunda Oportunidad. Este procedimiento puede llegar a paralizar embargos o incluso ejecuciones hipotecarias. No están contempladas en cambio las deudas contraídas con Hacienda o la Seguridad Social.

Por supuesto, existen una serie de requisitos para acogerse a esta Ley de Segunda Oportunidad. Todo empieza porque la persona endeudada (sea particular o autónomo) pueda demostrar que ha actuado de buena fe y que ha tratado sin éxito acordar una solución de mutuo acuerdo con los acreedores. Por ejemplo, fijar un calendario de pago o negociar el aplazamiento de la deuda. Si el acuerdo entre el deudor y lo(s) acreedore(s) no llega a producirse, el deudor puede explorar esta vía y acogerse al Procedimiento de Segunda Oportunidad. Este procedimiento es una especie de concurso de acreedores y permite solicitar ante el tribunal competente la liberación de la deuda.

En otros países europeos, como Francia o Alemania, existen soluciones legales parecidas desde hace algunos años.

En España, pese al desconocimiento sobre esta Le de Segunda Oportunidad, ya tenemos sentencias en este sentido, Por ejemplo, en junio de 2019 el Juzgado de Primera Instancia 14 de Sevilla exoneró a un autónomo sevillano de abonar una deuda de casi de 2 millones de euros. El tribunal, consideró que el autónomo reunía los requisitos que recoge la Ley de la Segunda Oportunidad para considerarle «deudor de buena fe» y librarle de la deuda.

Como siempre decimos, es muy importante prevenir problemas legales mediante el cumplimiento normativo. Pero es igualmente importante asesorarse bien, de la mano de profesionales, cuando tenemos problemas legales, financieros etc. En Vadillo Asesores tenemos más de 70 años de experiencia ayudando a particulares, autónomos, familias empresarias… No dudes en consultarnos cualquier preocupación sobre tu negocio, situación personal, familiar o patrimonio.

Comparte este artículo:

Abrir chat
Powered by