Pese a todo el ruido alrededor de la llegada del el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en mayo de 2018. Pese a la amenaza de cuantiosas multas.
Apenas un 35% de las empresas cumplen hoy por hoy la nueva normativa en protección de datos, según el informe Global Data Privacy Snapshot 2018.

Pymes, autónomos, micro empresas etc. son las que más dificultades podrían tener. Parece que no han hecho convenientemente sus deberes en materia de adaptación al Reglamento General de Protección de Datos. Y esto pone a muchas pymes, organizaciones y autónomos en una posición muy vulnerable.

No se trata sólo del riesgo de importantes multas (que también), sino de los graves problemas de reputación y confianza que podrían derivarse de un incumplimiento en materia de protección de datos.

La Unión Europea nos pide proactividad a las empresas.

Por eso, para garantizar el cumplimiento normativo, se debe empezar con un diagnóstico profundo de la actividad desde el punto de vista de gerencia de riesgos.

Es necesario que las empresas analicen qué datos tienen, qué uso hacen de ellos, cómo los protegen y cómo deberían protegerlos.

Y, a partir de ahí, diseñar sistemas y marcos concretos que ayuden a la empresa a evitar denuncias, sanciones, pérdida de reputación etc.

¿Eres de los que aún no has hecho los deberes? ¡Habla con nosotros para que valoremos tu caso!

Comparte este artículo:

Abrir chat