propósitos

Esta época del año es perfecta para hacer balances y planificación en todos los ámbitos. Y, por supuesto, en la empresa. Son días de pensar en presupuestos, en qué se va a invertir, en qué se va a ahorrar, qué objetivos se van a proponer. Por delante, el lienzo en blanco del año nuevo: muchos retos y también mucha ilusión.

Seguramente, en tu lista mental de propósitos de año nuevo ya hay muchas líneas escritas. Todos queremos vender más, facturar más, conseguir mejores precios de los proveedores, ser más felices, tener más salud…

Desde Vadillo Asesores añadimos unas líneas más. Líneas que ayudan a la tranquilidad del negocio. A su seguridad. A la confianza de que seguiremos a flote aunque las cosas se pongan difíciles.

Para eso, te proponemos estos 4 propósitos legales para el próximo año. 4 propósitos que protegen la reputación de tu empresa y la ayudan a ser un referente en su sector.

Acercar la dirección de la empresa a los principios del buen gobierno corporativo

¿Has oído hablar de los principios del buen gobierno corporativo?

A raíz de la fuerte crisis financiera que hemos vivido los últimos años y no pocos escándalos, la sociedad, los gobiernos y los sistemas de justicia exigen a empresas y corporaciones un comportamiento ético y responsable. Ahora las empresas deben regirse por los principios de transparencia, buenas prácticas, veracidad…

Además, está demostrado que esta forma de gestionar las empresas y de regular su estructura y funcionamiento contribuye de forma positiva a la sociedad y a la generación de valor.

Todas las empresas pueden adaptar su dirección y gestión a esta manera más ética y transparente de hacer las cosas.

El cumplimiento normativo como nuevo mantra

El Cumplimiento Normativo no es más que poner los medios, recursos y procesos suficientes para garantizar que una empresa, incluyendo a las personas que la componen (directivos, empleados etc.) cumplan con el marco normativo que se aplicable a la organización. Esto incluye no sólo normativa nacional o internacional, sino a menudo la normativa interna de la propia organización.

El enfoque de cumplimiento normativo es hoy día más necesario que nunca. Vivimos en una época donde lo único cierto es la incertidumbre…

Gracias al enfoque de cumplimiento normativo una empresa puede proteger su reputación e intereses de forma eficaz y optimizada.

Más vale prevenir que curar: apostar definitivamente por el Compliance, los sistemas de prevención de delitos y pólizas de seguro adaptadas a la actividad de la empresa

Para las empresas es hoy en día vital contar con un programa de prevención de delitos. Y es que no hay que olvidar que la empresa privada puede ser sancionada penalmente y esto puede suponer desde fuerte multas económicas al cierre de la compañía. El contar con un Programa de Prevención de Delitos se considera un atenuante en caso de problemas, pero lo cierto es que contar con un programa de este tipo ya nos ayuda a evitar determinadas situaciones.

Para complementarlo, nada mejor que contar también con las pólizas de seguro necesarias y adecuadas a los riesgos derivados de la actividad de la empresa. Como, por ejemplo, el Seguro de Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos.

Adaptarse definitivamente al RGPD y a la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD)

Sabíamos que sucedería más pronto que tarde y así ha sido: ya tenemos nueva Ley de Protección de Datos, con el añadido de Garantía de los Derechos Digitales.

Sin duda, adaptar la empresa a la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD) ha de ser uno de los propósitos de año nuevo más importantes para todas las pymes y autónomos.

Comparte este artículo:

Abrir chat