La morosidad comercial es un término que cada vez, por desgracia, resulta más familiar. Sin embargo, muchos desconocen el gran impacto que este tipo de morosidad tiene en las empresas y su crecimiento, especialmente, en las pymes.

Pero ¿en qué consiste realmente esta problemática? La morosidad comercial es el incumplimiento de una obligación de pago dentro de un plazo establecido, al superarse los 60 días, según establece la Ley 3/2004 del 29 de diciembre que lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

Al hecho de no cobrar un trabajo realizado dentro del tiempo establecido, hay que añadirle también el coste financiero y la incertidumbre generada por esta práctica, lo que tiene efectos negativos sobre la liquidez de la empresa y, por tanto, sobre sus proyectos y capacidad de inversión y solvencia.

¿Qué consecuencias pueden tener los retrasos en los pagos de mis clientes?

  • Necesidad adicional de financiación. No hay dinero suficiente, y, por tanto, hay que empezar a buscarlo en otras fuentes.
  • Se incrementan los costes financieros.
  • La incertidumbre. No saber cuándo se va a recibir el dinero pactado genera un estrés irremediable a los dueños de los negocios.
  • La reducción de los márgenes de maniobra en caso de afrontar una dificultad.
  • Pérdida de clientes por su imposibilidad de realizar el pago

Todas estas cuestiones dan como resultado una peor solvencia de la empresa.

La mejora de los plazos de pago a proveedores, junto a una mayor certidumbre sobre la fiabilidad de estos, es uno de los objetivos principales del Proyecto Real Decreto por el que se desarrolla la Ley 18/2022, de 28 de septiembre, de creación y crecimiento de empresas en lo referido a la factura electrónica entre empresas y particulares.

Todo ello, tiene como finalidad permitir a las empresas de menor dimensión y a los autónomos hacer uso óptimo de su liquidez, reducir el capital circulante necesario para la actividad y liberar recursos para realizar una inversión o contratar personal.

¿Te preocupa la morosidad comercial de tu cartera de clientes?, ¿crees que podrías tener problemas de este estilo en tu futuro próximo? Contáctanos y te pondremos a disposición de nuestro equipo financiero, que responderán a todas tus preguntas y te asesorarán en todo momento durante el proceso. Puedes comunicarte con nosotros a través del mail andreag@grupovadillo.com,  en el 945 222 762, o por WhatsApp (689 014 530).

Comparte este artículo:

Únete a la lista de correo para no perderte nada