Cómo planificar la jubilación de acuerdo con el nivel salarial

Hoy queremos analizar un artículo aparecido en Inversionfinanzas.com titulado «Cómo planificar la jubilación de acuerdo con el nivel salarial» Miremos frases que se consideran ciertas:
Según Miguel Menéndez, Director de Previsión Social de Mercer, el nivel de sostenimiento básico cae al 80 por ciento tras la jubilación, pero que «se irá reduciendo hasta alcanzar el 60 por ciento».
Isca Noguera, del Departamento de Consultoría de Optima Financial Planners, estima que se va a producir un retraso en la edad de jubilación, llegando hasta los 67 años, al mismo tiempo que se van a ampliar los años para el cálculo de la pensión, hasta 25. Así, para aquellos trabajadores que se jubilen en 2022, el número de años que se tendrá en cuenta será de 25 y 37 respectivamente
Para Antonio Suárez, Director de Óptima, la pensión máxima de jubilación no superará los 1.400 euros en 2020, lo que supone una reducción del 45 por ciento.
Ahorrar para el retiro se antoja complicado teniendo en cuenta que el salario más frecuente entre quienes trabajan en España es de 15.500 euros y que el salario medio se situó en 2013 en 22.697 euros según el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Partiendo del hecho cierto de que tenemos que planificar la jubilación os sugerimos varias alternativas según vuestro nivel nivel salarial:
Rentas bajas
Hay que comenzar cuanto más joven en productos de ahorro que sean muy flexibles en cuanto a los límites de aportación, tanto por arriba como por abajo y, que además, ofrezcan rentabilidad.
Los seguros de ahorro tienen varias ventajas clave:

  • la primera, una mejor tributación, ya que los seguros de ahorro no pagan impuestos por el capital hasta el rescate
  • en segundo lugar, la rentabilidad que ofrecen.
  • Además incluyen una cobertura de fallecimiento que permitirá a los beneficiarios recibir además del ahorro existente en ese momento, un pequeño capital (entre 500€ y 1.500€).

Rentas medias
Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) tienen un límite máximo en las aportaciones (8.000 €), pero tiene una gran ventaja fiscal si se rescatan en forma de renta vitalicia a los 10 años, ya que esa renta mensual está exenta de tributar dependiendo de la edad del asegurado, llegando a gozar de una exención de hasta el 92 por ciento.
La liquidez es otro factor fundamental ya que permite a un trabajador acceder a su fondo acumulado una vez transcurrido un año desde su contratación, lo que le dota de gran flexibilidad a la hora de afrontar contingencias como puede ser un despido.
Rentas altas
Aunque la reforma fiscal ha limitado las aportaciones máximas a planes de pensiones (PPI), Planes de Previsión asegurados (PPA) y EPSV a 5.000 euros, se trata del mejor producto para obtener rentas una vez llegada la jubilación para las rentas altas porque permiten reducir la base imponible.
Carlos Herrera, miembro del Comité de Servicios a Asociados de EFPA, es de la opinión de que cualquier trabajador puede abrir un plan de pensiones o EPSV, determinando la edad y el grado de aversión al riesgo del producto. «Aportar 50-100 euros mensuales nos permite crear, además, una cultura de ahorro».
En cuanto a las rentas altas, con capacidad para aportar más allá de los límites establecidos, la mejor opción es la diversificación. «Las rentas altas y grandes patrimonios tienen que contar con un plan de pensiones, pero también con un PIAS o un PPA y con un producto que les dé liquidez a corto plazo», concluye Herrera.

Piensa que hoy es tarde. Cuanto antes empieces, antes verás los réditos. No dejes pasar esta oportunidad que te estamos dando.

Si todavía no estás convencido, te invito a visitar la web del instituto AVIVA y que gratuitamente calcules tu jubilación.

http://www.instituto-aviva-de-ahorro-y-pensiones.es/corporativa/herramientas/calculadora-de-jubilacion/

Si por fin has despertado, llámanos

Natalia Gorostiaga forma parte del Equipo del Área de Gerencia de Riesgos y Seguros de Grupo Vadillo Asesores

Comparte este artículo:

Abrir chat