compliance-penal

La responsabilidad de la persona jurídica ha venido para quedarse y para quedarse por mucho tiempo. Y es que desde que se implantase en 2010 en nuestro país el nuevo régimen de responsabilidad penal de la persona jurídica se van acumulando casos y sentencias en diversas Audiencias Provinciales sobre este tema.

Una empresa condenada como autora de un delito contra los derechos de los trabajadores

Uno de los últimos casos que se han conocido es el de una condena a una empresa como autora de un delito contra los derechos de los trabajadores.
La Sentencia dictada, de conformidad, por la Audiencia Provincial de Castellón de la Plana – Sección Segunda – Penal, de fecha 3 de octubre de 2016, considera como hechos probados que la empresa, un restaurante, contrató a 10 trabajadores para un evento, pero sin haber solicitado su alta en el Régimen General de la Seguridad Social con carácter previo a la prestación de servicios.
Funcionarios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se personaron en el restaurante y comprobaron que había trabajando 11 trabajadores. ¿El problema? 10 de esos trabajadores no figuraban dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social.
Finalmente, la Audiencia Provincial condena tanto a la Administradora Única como a la propia Empresa y como autores de un delito contra los derechos de los trabajadores. Y se impone a la mercantil la pena de 6 meses de multa con una cuota diaria de 30 euros.

¿Cómo puede una empresa protegerse en materia penal?

La situación actual exige que las empresas, independientemente de su tamaño, tomen medidas. Es decir, empresarios, pymes y empresas deben actuar.
La manera en que una empresa puede protegerse en materia penal es siendo proactiva y anticipándose. Las lamentaciones posteriores no servirán de nada, pues el daño ya estará hecho. Hay que apostar por la prevención.
Para ello, toda empresa debe identificar, evaluar y tratar sus riesgos y muy especialmente en la materia penal.

La implantación de un programa de Compliance penal, una solución al alcance de todas las empresas

¿Cómo puede la empresa evitar el riesgo de verse expuesta a cuantiosas multas o incluso a su disolución? ¿Y seguramente con graves daños a su imagen y reputación? ¿Cómo evitar una condena penal para la empresa? La solución más adecuada es implantar un programa de Compliance penal.
La implantación de un programa de Compliance penal es la forma más eficaz de implantar un sistema de prevención de delitos en la empresa. La fórmula que aporta tranquilidad a la empresa.
En Vadillo Asesores tenemos una larga trayectoria en ese sentido y hemos implementado ya con éxito en nuestros clientes los programas internos de prevención de delitos.
Si su empresa está interesada en identificar y tratar los riesgos legales de la organización aquí puede ver más información sobre el servicio de prevención de delitos en la empresa de Grupo Vadillo Asesores.

Comparte este artículo:

Abrir chat