Planifica tu Jubilación

No cabe duda de que los pensionistas han conseguido saltar a la agenda mediática. Con sus grandes concentraciones y protestas han conseguido hacer ruido suficiente para que la prensa se haya hecho eco de sus demandas. Parece que hay voluntad de escuchar esas demandas, pero, ¿hasta qué punto?
Lo cierto es que estudios elaborados por entidades independientes hablan de un fuerte recorte de la primera pensión por los cambios hechos hasta ahora en el sistema público. Según estos estudios, en los próximos años, la primera prestación pasará seguramente desde el 78% al 70% del último salario.

El destino de las pensiones parece ser una importante pérdida de poder adquisitivo

Las reformas realizadas en la Seguridad Social entre 2011 y 2013 parecen ir abriendo el camino para esto mediante cambios por todos conocidos como:

  • retrasar la edad de jubilación
  • ampliar el periodo de cómputo para calcular la prestación
  • el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP)
  • el Factor de Sostenibilidad, que tendrá en cuenta la esperanza de vida de los nuevos jubilados como otro factor más a la hora de calcular y fijar la primera pensión.

En este escenario, dicen los estudios que el recorte de la pensión de entrada puede llegar al 17%.

Pero a las personas que han dedicado la mayor parte de su tiempo a trabajar, a labrarse un futuro, bien como asalariados, bien como autónomos les importa más bien poco todo esto. Es su situación concreta, la tuya, la mía, la que de verdad nos importa.

¿Cómo van a impactar todos estos cambios y tendencias en las pensiones públicas? Es pronto para saberlo. Posiciones hay muchas. Hay quien piensa que las pensiones públicas simplemente acabarán por desaparecer; otros creen que seguirán existiendo, pero en condiciones muy restrictivas.

No sabemos cómo será el mundo en ese futuro incierto. Ni la economía. Ni la sanidad.

Lo único que sabemos es lo que podemos hacer para proteger nuestros intereses. Los tuyos.
La solución para evitar la pérdida de poder adquisitivo es ésta: planifica tu jubilación.

Así que, si aún no has planificado tu jubilación, estás a tiempo de poner en marcha un plan para guardar tu poder adquisitivo, tu economía personal y familiar. ¿Hablamos? Ven, siéntate a hablar con nosotros y veremos cuál es tu mejor opción.

Comparte este artículo:

Abrir chat