Boletín 2013/06/13.- Certificado de eficiencia energética en caso de venta o alquiler de inmuebles.
Obligación de obtenerlo y de hacer referencia al mismo en caso de venta o alquiler de inmuebles a partir del 1 de junio de 2013.

Con la finalidad de fomentar la eficiencia energética de los edificios, la normativa comunitaria ha establecido la obligación de la certificación energética de los mismos.

El certificado debe evaluar y recoger recomendaciones sobre la eficiencia energética del inmueble (edificio entero o parte del mismo) y tendrá una validez de 10 años.

Aunque la normativa ya era aplicable desde algún tiempo a los edificios de nueva construcción desde el 1 de junio de 2013 se exige para aquellos casos en que se quiera vender o arrendar un edificio o parte del mismo (lonja, vivienda …).
 
¿Qué obligaciones tiene el propietario?:

– Encargar la realización de la certificación de eficiencia energética a un técnico certificador (habilitado para la redacción de proyectos o dirección de obras y dirección de ejecución de obras de edificación o para la realización de proyectos en sus instalaciones térmicas o para la suscripción de certificados de eficiencia energética.)

– Inscribir el certificado de eficiencia energética en el Registro de www.euskadi.net o bien hacerlo por mediación del técnico certificador.

– Incluir la etiqueta energética del edificio en toda oferta, promoción y publicidad dirigida en venta o alquiler.

– Transferir el certificado y la etiqueta energética al nuevo propietario en caso de venta o una copia de éste al inquilino en caso de alquiler.

– Renovar una vez expirado el certificado (validez del mismo diez años) o actualizarlo en caso de realización de reformas que modifiquen la calificación energética.

¿Qué consecuencias puede tener el incumplimiento?:

La obligación de obtener el certificado se establece a cargo del propietario del inmueble y el incumplimiento es constitutivo de infracción sancionable administrativamente y puede constituir además infracción en materia de defensa de los consumidores y usuarios, según los casos.

Comparte este artículo:

Abrir chat