Fraude e infidelidad del empleado: cómo puede complicar la vida a la empresa y de qué manera evitarlo

Las personas son el alma de las empresas. Creemos firmemente en ello y en la mayoría de casos esto es así. Pero también sabemos que a menudo las personas son (somos) el eslabón débil de la cadena. Porque somos humanos. Nos equivocamos. Nos salimos del camino marcado. Y a veces actuamos mal. Con desconocimiento o…