Es una metodología propia de Vadillo Asesores cuya marca tiene registrada.

Consiste en diagnosticar e implantar, en una necesidad específica de gestión, una solución práctica, con retorno y autogestionable por el cliente.

Para ello se forma, se entregan herramientas prácticas de gestión, se establecen unos indicadores para medir el retorno y se implanta un plan de acción.

El objetivo que persigue es implantar capacidades de gestión, de forma modular, para que se desarrolle las competencias de gestión en las micropymes y pymes.